El Boy C , tuvo sexo en el baño de un supermercado

23

¿Están ciegos o qué? Figúrense que si hay un cantante de reggae panameño que se considera “sexy” y sensual, ese es Luis Williams, mejor conocido en el mundo artístico como El Boy C. En una de esas entrevistas fuera de lo normal, que salen de la nada y de la noche a la mañana, conversamos de todo un poco con el colonense.

Un hombre de casa

Aunque muchos piensen que es un “perro de la vida”, él nos confesó que se considera un hombre muy apegado a su familia.

Tras casi 15 años de relación, “El Don del Town” explicó que uno de los secretos para mantener encendida la llama de la pasión y del amor es complacer a su mujer en todo, dedicarle tiempo y realmente querer formar una familia.

“Déjame decirte que las mujeres de los otros artistas nos preguntan a mi señora y a mí cómo tenemos tanto tiempo juntos”, contó el cantante.

Bien es cierto que “no cualquiera se come a ese pollito” porque aunque grabe videos con mujeres “full explotás”, él no sufre de tentaciones.

“Ella entiende eso, pueden haber mujeres que estén más buenas que ella, pero yo soy profesional, guardo mi postura como artista y no pasa de ahí”, explicó muy seguro el reguesero.
Le gustan con carnita

Eso que dicen por ahí de que los huesos son para los perros le cae como anillo al dedo al cantante, ya que le gustan nalgoncitas y con carnita “porque hay que morder bien”. ¡Velo goloso!

El de C3 reveló que su secreto de seducción es mover “fantasmea’o”, “calladito nada más, pero cuando tengo que atacar, ataco, no me gusta hablar mucho porque el que habla mucho, poco hace”. ¡Waa…!

Eso sí, él dejó clarito que no se considera un Christian Grey, sino un hombre tradicional a la hora del sexo, si inventa algo, le sale en el momento.
Y a la hora del sexo, ¿qué?

Para él, estar arriba es la marca porque piensa que son los hombres los que tienen que hacer el trabajo “y después ella arriba”.

Prefiere usar calzoncillos y que su pareja se ponga algo que sea práctico a la hora de quitar.

No le gustan las velas en el cuarto ni tanta pifia, en el momento de intimar le gusta con poca luz.

Su parte débil es detrás de la oreja y la que considera más “sexy” es su rostro, “no soy feo na’”, comentó entre risas.

El lugar más loco donde lo ha hecho ha sido el baño de un supermercado, “fue hace tiempo y para enseñarle a ella que yo soy una persona ‘hot’”, concluyó el artista.

Advertisement